•  Balance y análisis en Soiva
  •  Balance y análisis en Soiva
  • 12
  • Oct

 Balance y análisis en Soiva

El Secretario General y Titular de Soiva Rafaela, Marcelo Lombardo, realiza un diagnóstico de años anteriores y analiza el momento actual que atraviesa el Sindicato en el marco laboral y político nacional. Acciones y concreciones que marcaron diferencia, el transcurso del 2018 con la renovación de mandato y una mirada a futuro compleja, que reclama atención y unión por parte de los trabajadores.

Lombardo apuntó, “desarrollamos acciones que fueron más allá de los límites de la actividad sindical abierta a toda la comunidad, eso nos reconfortó y nos permitió devolverle a la gente parte de lo que nos han dado a lo largo de nuestra vida institucional”.

¿Cuál fue el motor del desarrollo?

“Gracias a un gobierno que centró su  política en proteger, respaldar y desarrollar el trabajo de la industria nacional pasamos por una etapa que nos permitió ampliar nuestra infraestructura, ampliamos la sede sindical y desarrollamos consultorios destinados a brindar una atención más personalizada en el servicio de salud. También avanzamos en la concreción de nuestro Centro de Capacitación, donde mucha gente se pudo capacitar. Uno de los logros más importantes fue la compra de un terreno para desarrollar nuestro predio recreativo y el desarrollo de todas las obras, que nos ha permitido poner a disposición de los afiliados un lugar para el descanso y la recreación”.

Si bien estos avances tuvieron que ver con la infraestructura del Sindicato, ¿se puede decir que hubo avances en los servicios?

“Si, totalmente. Hemos podido discutir a partir de diferentes herramientas del Convenio Colectivo de Trabajo mejoras en la cuestión salarial de nuestros trabajadores.  En virtud de ello hemos logrado acuerdos de producción con empresas de nuestra jurisdicción, que nos permitieron apreciar considerablemente el salario real. También se han vivido etapas donde las empresas han podido progresar, donde no solamente han crecido respecto del número de trabajadores, la infraestructura, las condiciones internas de trabajo a través de los comité mixtos de higiene y seguridad. Mejoramos condiciones sanitarias, en cuanto a las condiciones climáticas de los ambientes de trabajo. En términos generales creo que pasamos por una etapa de crecimiento pleno, y en éstos últimos dos años a partir de la llegada de un nuevo gobierno se presentó una mirada diferente respecto al trabajo, y la protección de la industria nacional, estamos tratando de reacomodarnos”.

¿Cómo podrías describir la situación de los últimos dos años a esta parte?

“Estamos atravesando momentos difíciles, se torna complicado poder sostener los servicios que en su momento pusimos a disposición de los trabajadores. Hemos visto como algunos ahorros que veníamos generando en función de avanzar en mejoras, lamentablemente se han tenido que destinar a ayudas en cuestiones de urgencia del servicio de salud que no siempre están contemplados dentro del plan médico obligatorio y, si bien no hay una obligación legal por parte de la obra social de brindarlo, si es nuestra obligación moral ayudar a los afiliados. Estas son inversiones importantes que quisiéramos dar siempre, pero no siempre contamos con los fondos suficientes como para poder dar respuesta”.

A mediado de 2018, se produjo la renovación de mandato. ¿Qué significó la renovación de confianza de los afiliados para ustedes?

“La verdad que fue un respaldo muy importante, también fue un momento de reactivación, de volver a reafirmar nuestro compromiso y convicciones. Teníamos para mostrar nuestros años de gestión, nuestro acompañamiento, el crecimiento que tuvo la institución a lo largo de estas gestiones y el compromiso de seguir en esa línea más allá de las dificultades que uno avizora a corto y mediano plano. Tratamos de focalizar en un mensaje sincero, de alguna manera marcar lo que se hizo, porque nos parece importante renovar ese compromiso de trabajo”.

De cara a futuro, ¿hay metas o deseos de logro?

“Más que metas estamos asentados en deseos, estamos atravesando un año difícil, donde la discusión paritaria se hizo muy dificultosa. Advertimos que hay decisiones políticas del gobierno en degradación de los organismos de control, caso concreto el Ministerio de Salud o el Ministerio de Trabajo, fueron degradándose a la categoría de Secretarías. Es mucho más que un simple cambio de rango. Atravesamos dificultades, de ausencia del Ministerio de Trabajo a partir de la demora en las homologaciones de los convenios celebrados, demora en el otorgamiento de certificaciones de autoridades de las elecciones realizadas. Es responsabilidad de un organismo del Estado que complica el normal funcionamiento de las instituciones. Lo mismo pasó en el sistema de obra social con la postura del Ministerio de salud, dilatando las respuestas en cuanto al recupero de gastos que tienen que hacerle a las obras sociales, que acceden a un recupero a partir de lo que establece la Ley. Hubo una postura de abandono, de dilatar situaciones que no fueron inocuas para las organizaciones y menos para los afiliados. Tenemos mucha preocupación respecto al año que se avecina, sabemos que es un año electoral, estamos preocupados porque nuestra industria sigue cayendo y vemos cierre de fuentes laborales. Nuestra organización a nivel nacional ha tenido un decrecimiento notorio, estamos casi en una postura de atrincheramiento, de poder sostener lo que tenemos y ver como defendemos lo que hemos logrado en este tiempo. Buscamos fortalecernos en la unión para que nada de lo conseguido se pierda, pero no podemos dejar de advertir que hay alarmas, que son muy notorias y están a la vista de todos. Tenemos que agruparnos, compartir la pelea con otras organizaciones mayores, nosotros lo hacemos a través de Foniva, y la CGT local, tratando de aunar esfuerzos para dar pelea a algunas situaciones que esperamos no se sigan agravando”.

 Ana Paula Rosillo Alexandroff